Del ‘todas’ en nutrición. Con la Comisión Feminista de TOTES

(A raíz de una publicación en una fanpage de un colegio profesional, conversación real; 4 de septiembre de 2015)

A: ¿”LAs compañerAs”?

B: Claro, sois personas (…) además, el 82% de la profesión son mujeres, acostúmbrate

A: Edítalo, que no queda bien

B: Para nada, no lo voy a editar por estilismo. Nunca. Es lo justo

A: Es que hay un chico, por los/las

B: No. Sois personas. Es “las personas”. Y, aún así, la mayoría son mujeres. El genérico no es los/las o lxs. Hay que utilizar lenguaje inclusivo.

A: Aún así me suena raro eh, pero como mejor veas

B: (…) Suena raro porque el lenguaje es machista, pero no voy a hacer una publicación por cómo suena mejor un artículo.

En una profesión como la de Dietista – Nutricionista, donde la feminización es más que evidente con una relación de 4 mujeres por cada hombre, lo que sería de esperar es que no sorprenda denominarnos lAs D – N, sin tapujos. También, que esta cuota se mantuviera en los puestos de responsabilidad o en aquellas personas que tuvieran más visibilidad profesional, bien desde instituciones representativas o desde organizaciones.

Continuar leyendo “Del ‘todas’ en nutrición. Con la Comisión Feminista de TOTES”

A vueltas con el hierro en el Baby Led Weaning (BLW)

Cuando una postura se convierte en mayoritaria, se asume como obvia; cuando aún es minoritaria parece más una excentricidad de un grupo que una posibilidad que atender (o entender) antes de hacer caer el yugo de la obviedad mayoritaria. ¿Suena?

Del mismo genio cientifista que maternizó un lácteo para destetar la lactancia materna (como si hubiera que mejorar lo que ya era óptimo y readaptó como si no hubiera nada adaptado), problamente también naciera una hipótesis tan obvia como errónea: los/las lactantes no tienen dientes, ergo sólo puré-papillas.

Esta opción se hizo mayoritaria, ergo obvia (¿u obvia, ergo mayoritaria?). Y la corriente que reclama desandar ese camino pareció, y parece, una excentricidad que arrinconar. Por suerte, coge fuerza. Aunque no será gracias a las críticas facilonas (aka, cuñadas) que recibe.
Continuar leyendo “A vueltas con el hierro en el Baby Led Weaning (BLW)”