¿Aumenta algún alimento por sí mismo la estatura infantil?

De pequeño, tuve la manía de beber un vaso de leche en la cena, para complementar el del desayuno. ¿Por qué? Bien simple: estudiaba los huesos en el colegio, el calcio era su material fundamental y, para que creciesen fuertes, la leche era el alimento esencial. Así que, durante varios años, era inherente a la cena: lo que hubiera, postre y de beber, leche.  ¿Puede ser que mi altura sea producto de esta costumbre?

Existe un secreto a voces alrededor de que es la disponibilidad aumentada de lácteos la que ha conseguido hacer crecer progresivamente a la población. Al menos, el segundo hecho es cierto: cada vez, las nuevas generaciones, parecen ser más altas.

¿Qué hay de cierto? Y, más importante, esta costumbre… ¿Fue causal de mi 1.93 metros de altura… o casual?

Continuar leyendo “¿Aumenta algún alimento por sí mismo la estatura infantil?”

No sólo del azar vive el cáncer

Hace unos días, El País publicaba un artículo que decía que la principal causa del cáncer era el azar, que surge a raíz del artículo “Stem cell divisions, somatic mutations, cancer etiology, and cancer prevention“, publicado hace justo una semana. No sólo este, también otros medios se han hecho eco de la nota de prensa con entradas casi idénticas (1, 2, 3, 4).

Pues bien. Tras el titular, se dice: “Dos tercios de los cánceres no pueden prevenirse con el estilo de vida; la detección precoz es más esencial que nunca“. ¿Es esto todo lo que nos dicen Tomasetti y cols en su paper? Es el mismo equipo que hablaba del factor mala suerte hace dos años y que entonces sí concluía que “Only a third of the variation in cancer risk among tissues is attributable to environmental factors (…) The majority is due to “bad luck,” that is, random mutations arising during DNA replication in normal, noncancerous stem cells“.

Entonces, ¿determina el factor mala suerte el cáncer?

Continuar leyendo “No sólo del azar vive el cáncer”

A vueltas con el hierro en el Baby Led Weaning (BLW)

Cuando una postura se convierte en mayoritaria, se asume como obvia; cuando aún es minoritaria parece más una excentricidad de un grupo que una posibilidad que atender (o entender) antes de hacer caer el yugo de la obviedad mayoritaria. ¿Suena?

Del mismo genio cientifista que maternizó un lácteo para destetar la lactancia materna (como si hubiera que mejorar lo que ya era óptimo y readaptó como si no hubiera nada adaptado), problamente también naciera una hipótesis tan obvia como errónea: los/las lactantes no tienen dientes, ergo sólo puré-papillas.

Esta opción se hizo mayoritaria, ergo obvia (¿u obvia, ergo mayoritaria?). Y la corriente que reclama desandar ese camino pareció, y parece, una excentricidad que arrinconar. Por suerte, coge fuerza. Aunque no será gracias a las críticas facilonas (aka, cuñadas) que recibe.
Continuar leyendo “A vueltas con el hierro en el Baby Led Weaning (BLW)”

Café y cafeína, ¿adicción, tolerancia o realidad?

Lunes después de un puente: el café más cargado del mes en aquellas personas que lo ha disfrutado, para reconectar con fuerza. La bebida que aparentemente consigue que los días largos se aceleren cuando coges la taza caliente. El trago excitante de tomar cuando impera el relax.

¿Los efectos del café disminuyen en el tiempo a igualdad de dosis?, ¿existe la adicción?, ¿hemos convertido el café en la mejor excusa para un reencuentro?,  ¿decir ‘Sin la taza mañanera no soy yo’ es para preocuparse? ¿Cuánto hay de cierto?  Continuar leyendo “Café y cafeína, ¿adicción, tolerancia o realidad?”

Desperdicio alimentario, ¿qué hay, qué hacer?

Empieza la época del descontrol alimentario por excelencia. Se abre la veda de comidas, sobremesas y cenas, reencuentros endulzados y estrategias dietéticas para salvarse del frío (¡tómate esto que te quita el frío!).

Se hablará mucho de estrategias para evitar que se traduzca en aumento de peso, como cada año y como si eso fuera todo: disminuir la cantidad, variar la composición, limitar(se en) lo espirituoso, etcétera. En resumen, evitar la consecuencia sin tratar la causa subyacente: se hace demasiada comida, no se calcula para cuántos, para quiénes… Y el resultado con bolsas llenas hacia la basura. Continuar leyendo “Desperdicio alimentario, ¿qué hay, qué hacer?”

De legumbres, educación por su consumo, #CucharasdeSalud y #DMDN

Con motivo del Día Mundial del Dietista – Nutricionista, el Consejo General de Dietistas – Nutricionistas de España y la Fundación Española de Dietistas – Nutricionistas organizan Blogueros con el #DMDN, un calendario de publicaciones que conmemoran este día desde un mes antes con las legumbres como temática central.

Y legumbres porque, para quien no lo sepa, estamos en el año internacional de las legumbres.

No voy a hablar de sus beneficios o características nutricionales, porque ya lo han hecho. No voy a hablar de recetas, porque hoy también publica Raquel Bernácer (Guía rápida para cocinar legumbres (y comerlas) – #CucharasdeSalud) y porque se ha organizado un concurso y se publican a diario. Empezó Luis Aguilar y de mi tocayo recojo el testigo: hablemos de legumbres.

Continuar leyendo “De legumbres, educación por su consumo, #CucharasdeSalud y #DMDN”

No desayunes “con omega 3 y oleico”, desayuna (si quieres) omega 3 y oleico

“Tengo el corazón contento (corazón contento) y lleno de alegría”. Seguro que lo has cantado en tu cabeza con tonillo; recuerda al tema sesentero que hasta tiene página en wikipedia. Archiconocida, es así. Retrotraerá a Marisol o a Operación Triunfo, según tu generación. ¿Quién no conoce el tono, la letra o la ha cantado alguna vez? Ya. Perfecto.

Y este es un ejemplo de lo que utiliza el marketing, llamar al sentimentalismo buenrollero, para volver a colarnos lo que te hace falta para tener la misma sensación que una idilíco-utópica pareja, profesor/a o niño/a del anuncio, ¡mira lo que hace con esa fuerza renovadora por dentro!

Continuar leyendo “No desayunes “con omega 3 y oleico”, desayuna (si quieres) omega 3 y oleico”

¿El queso es adictivo?

Me declaro fan absoluto del queso. Es probablemente el mejor invento de la humanidad, al lado del café (de cafetera italiana).

Pero, ¿por qué se habló del queso como adictivo? Resulta que con la publicación de este estudio abundaron (unos meses más tarde, todo sea dicho) titulares como Un estudio científico compara la adicción al queso con la adicción a las drogas Cheese really is crack. Study reveals cheese is as addictive as drugs.

Ahora bien. ¿Lo es? Y, ¿por qué? Y… ¿Se puede vivir con este hecho sobre las espaldas? Al lío. Continuar leyendo “¿El queso es adictivo?”