No desayunes “con omega 3 y oleico”, desayuna (si quieres) omega 3 y oleico

“Tengo el corazón contento (corazón contento) y lleno de alegría”. Seguro que lo has cantado en tu cabeza con tonillo; recuerda al tema sesentero que hasta tiene página en wikipedia. Archiconocida, es así. Retrotraerá a Marisol o a Operación Triunfo, según tu generación. ¿Quién no conoce el tono, la letra o la ha cantado alguna vez? Ya. Perfecto.

Y este es un ejemplo de lo que utiliza el marketing, llamar al sentimentalismo buenrollero, para volver a colarnos lo que te hace falta para tener la misma sensación que una idilíco-utópica pareja, profesor/a o niño/a del anuncio, ¡mira lo que hace con esa fuerza renovadora por dentro!

Continuar leyendo “No desayunes “con omega 3 y oleico”, desayuna (si quieres) omega 3 y oleico”

Anuncios

¿Moderaos?, ¡insentatos!

“Comed de todo, con moderación”, “consume con moderación, es tu responsabilidad”, “échate sal con moderación”, “modérate con el tabaco”.

El mensaje de la moderación se ha enraizado de manera brutal en las recomendaciones, como forma de solucionar conflictos de raciones o cantidades. Un mantra impuesto como solución para cualquier persona, para toda la población. Pero, ¿consigue algo o es una bala perdida?

Continuar leyendo “¿Moderaos?, ¡insentatos!”

Etiquetan de menos, etiquetamos de más

Desde hace un año, la legislación vigente en cuanto a etiquetado es diferente (Desde el 13 de diciembre de 2014, implementándose el Reglamento (UE) 1169/2011), promoviéndose que sepamos más sobre qué estamos comiendo y mejorando el sistema anterior.

Sin embargo, esta información sigue deficitaria; sí, se nos ha etiquetado de menos. Y, a la vez, nos sobran etiquetas sociales allá donde miremos.  Continuar leyendo “Etiquetan de menos, etiquetamos de más”