Asociacionismo: 3 ventajas, 3 defectos y 3 críticas

La última semana sobraron argumentos para hablar sobre el asociacionismo y cómo nos afecta, pero alguien madrugó más que yo, para darle una vuelta de tuerca más al tema.

El asociacionismo es, por definición semántica, la tendencia a crear un conjunto de personas físicas o jurídicas para un mismo fin. Es decir: independientemente de tu cultura, tu ideología, tu forma de actuar o entender la vida, sentémonos por una finalidad (por ejemplo: representar a colegas, luchar por la ciencia, fomentar el trabajo).

Siempre, siempre, siempre intento aportar un punto de vista neutral. Hablar de pros y contras, dar un contexto global. Pero hay cosas que caen por su peso: la realidad es que yo también soy un convencido del asociacionismo y nadie, absolutamente nadie, va a conseguir nunca que deje de serlo. Es mi dogma personal.

Continuar leyendo “Asociacionismo: 3 ventajas, 3 defectos y 3 críticas”

Anuncios