Libres y vulnerables

Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” decía Jesucristo, vía San Juan (Jn 8; 32). Frase más que conocida. Pero, ¿y la que sigue? Menos, ¿verdad? Le responden: “Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?” (Jn 8;33).

Bien, salvando las distancias, ¿que a qué viene? A que la verdad (entendiéndola como realidad o juicio que no se puede negar racionalmente) fomenta libertad en el momento en el que crea conciencia sobre una cuestión, a partir de la que se puede emitir un juicio o tomar una decisión.  Por ejemplo: ¿Esa baya? Es venenosa. Con la información eliges si comerla o no, sabiendo que quizá no sea lo más conveniente porque es venenosa.

¿Y por qué vulnerables en la era de la sobreinformación? Porque de libres tenemos lo que de piernas las piedras.

Continuar leyendo “Libres y vulnerables”

Anuncios